¿La bandera de luto?

por el 05/03/13 at 7:10 am

Cuatro cuadros negros sustituyen los colores de la bandera dominicana en la foto de algunos celulares y perfiles de Facebook y de Twitter.

Sé que la intención es aumentar la conciencia ciudadana, expresar disgusto por los excesos e indiferencia y declarar desesperanza ante la violencia que escala.

A pesar de que comparto plenamente estas preocupaciones, no me identifico con esa imagen. La bandera de luto es símbolo de una gran tragedia, de una catástrofe que llena de pesar. Verla así me choca y me desconcierta, porque no creo que refleje nuestra realidad. No nos ha destruido un tsunami, y esa expresión ni aumenta la moral, ni promueve la participación para hacer los cambios necesarios. Asumirla es distanciarse de este presente, como si la patria fueran otros. Es decir sin palabras que no fui responsable de hundirla, ni tengo el poder de rescatarla. Y esa apatía ‘cool’, es cómoda y es inútil.

Los dominicanos enfrentamos retos enormes, precisamente, son tan críticos que la protesta no es suficiente. La acción que me convoca es el trabajo, la simple queja me causa tedio esté organizada o no.

Entonces ¡Manos a la obra! En las próximas entradas comenzaremos a revisar iniciativas que han funcionado en otros lugares, por ejemplo como en Medellín las tasas de homicidio han caído en un 80% entre 1991 y 2010, una de las razones que la llevaron a ganar hace unos días el título de la ciudad más innovadora del mundo en el concurso City of the Year, que organizan The Wall Street Journal y Citigroup. @ginnytaule

Una respuestas to “¿La bandera de luto?”

  1. Mirtha Ditrén

    Abr 1st, 2013

    Muy de acuerdo,

    Y además es inútil como leo y escucho muchas veces, eso de echarle la culpa a la sociedad al final de los análisis, lo que siempre me ha parecido como barrer la basura a algo tan general, tan grande, tan aplazable, tan inasumible.

    Hay que decir qué pueden hacer las partes de la sociedad comenzando por mí. Luego la familia (uf! Aquí sí hay trabajo para hacer), luego las comunidades y las iglesias, y los líderes políticos en el gobierno y la oposición. Grano a grano se llena la gallina el buche. Y creo en la protesta, porque da a conocer a los políticos que nos damos cuenta de las cosas, y ahí están los Haitises, la privatización de las playas, el 4% para la educación. Pero esta nueva juventud, estos nuevos poderes mediáticos deben hacer algo más a largo plazo. Ahora es la Barrick y Miranda. Protestamos contra la Barrick y apoyamos al presidente y me parece bien, yo también. Pero ¿Y los que aprobaron esta pasada revisión de contrato del 2009 los dejaremos impunes? ¿Se debe gastar el 4% en sueldos para los profesores y construcciones? Juntos hacemos cosas increíbles. Animamos a Martha Heredia en su tiempo, aunque ahora renegamos de ella, animamos al equipo dominicano. Con este ánimo y entusiasmo, es mucho lo que podemos hacer.

Deja un comentario


Protected with IP Blacklist CloudIP Blacklist Cloud